viernes, 28 de marzo de 2014

Carácter personal de la educación



Hace años solía contar en un colegio la historia de unos niños que vivían en una casa con un patio grande, y que no sabían casi nada de su familia ni del mundo. Solamente, que al salir o al entrar del patio donde jugaban, debían pasar a saludar a un personaje que moraba en una de las estancias. Era una gran lengua que ocupaba toda la habitación, y que siempre estaba ondeando sus enormes papilas, diciendo: “me gusta, no me gusta”.

Se escribe que actualmente muchos jóvenes –algunos les llaman la generación “selfie”–­ se mueven solo por las emociones, cosa que otros aprovechan; que han reducido los pronombres y los tiempos verbales al “yo y nosotros” (entiéndase yo y mi grupo); que, de los tiempos, solamente les queda un presente sin historia; y que sus educadores evitan preguntas molestas como ¿por qué?, o ¿cómo podemos cambiarlo?

Si esto es así podría verse como un indicador más de la actual emergencia educativa. Para orientarse en esta situación, podría servir el capítulo que, en sus lecciones de Ética en la universidad de Múnich (BAC, Madrid 1999), Romano Guardini dedica a la ética de la educación, como tarea valiosa y creativa al servicio de la vida plena de las personas. 

            Parte de la necesidad que tenemos de los demás. A continuación profundiza sobre el carácter personal de la educación.

lunes, 24 de marzo de 2014

Actitudes para comunicar la fe




La celebración del primer año de pontificado del Papa Francisco, su estilo y sus interpelaciones, nos pueden ayudar a plantearnos: ¿es comunicable la fe? Puesto que es un don, más bien se trata de suscitar la apertura a ese don divino, que es luz e impulso para vivir. ¿Qué debemos tener en cuenta al tratar de esto con otra persona o en grupo, en una conversación de amistad o mediante charlas, coloquios u otras sesiones de formación más organizadas?

            El Papa Francisco nos ha dado algunas orientaciones al respecto, cuando aconseja que el predicador debe prepararse con cuatro ingredientes básicos: estudio, oración, reflexión y creatividad. Y si no, “es deshonesto e irresponsable con los dones que ha recibido” (Evangelii gaudium, n. 145). Pues bien, todo esto es aplicable a cada cristiano, llamado a comunicar la fe según sus propias circunstancias y en el marco de su testimonio de vida.

            Luego el Papa señala cinco puntos. Los tres primeros se refieren a la Palabra de Dios. Esto también nos conviene a todos, no solamente a los predicadores, pues el anuncio de la fe requiere primero, en el que anuncia, una respuesta “suya” a la Palabra de Dios, como condición para que pueda suscitar la fe en otros. 

lunes, 17 de marzo de 2014

Contexto antropológico de la educación en la fe

Andrei Rublev (h.1360-1430), Entrada de Nuestro Señor en el Templo

El 28 de febrero el Papa Francisco se encontró con la Pontificia Comisión para América Latina, que se había reunido para estudiar el tema de la transmisión de la fe en el momento actual de emergencia o urgencia educativa.

     El Papa se interesó por “los presupuestos antropológicos que hay hoy en día en la transmisión de la fe que hacen que para la juventud (…) esto sea emergencia educativa”. Y esto le llevó a volver sobre algunas grandes pautas de la educación.

domingo, 16 de marzo de 2014

Tiempo de misericordia




                                                     P. Brueghel, Obras de misericordia (1601-1625)
Museo de arte antiguo, Lisboa


Me contó un sacerdote lo que le sucedió una vez en misa, al comienzo de la lectura del Evangelio. Tocaba el pasaje que relata cómo acudían a Jesús muchos tullidos ciegos, lisiados, sordomudos y otros, para ponerse a sus pies y Él los curaba. Entonces “Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: ‘Siento compasión de la gente, porque llevan ya tres días conmigo y no tienen qué comer…’” (Mt 15, 32).

            Al llegar a este punto de su lectura, el sacerdote tuvo que pararse unos momentos. Se le había puesto un nudo en la garganta. Había pasado sobre ese texto muchas veces, como también había leído que, en otra ocasión, “Jesús vio una multitud y se compadeció de ella, porque andaban como ovejas que no tienen pastor” (Mc 6, 32). Pero nunca le había afectado de esa manera. 

Vivimos en un tiempo de misericordia. Esto no se refiere solamente a la Cuaresma, o al pontificado del Papa Francisco -del que se cumple un año-, sino también al tiempo que vivimos los católicos, con raíces en el pasado siglo.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Educación y coherencia

Ya Benedicto XVI subrayó la relevancia del testimonio personal y de la autenticidad del educador, entre los aspectos principales de la actual urgencia educativa. En las últimas semanas el Papa Francisco ha vuelto a situarse en esa línea, de un modo que se puede sintetizar en una palabra: coherencia. Esto es particularmente clave en la educación de la fe.

sábado, 1 de marzo de 2014

Mirar al futuro

Serenidad, valentía, sabiduría


El tema del futuro o del destino aparece rara vez al hablar de ética en nuestro tiempo. Pero no ha sido así antes. Hegel escribe: “…el comienzo, el principio de la ciencia moral es el respeto que debemos tener al destino”. ¿Pero de qué sirve plantearse esto –se pregunta Spaemann en el último capítulo de sus Cuestiones fundamentales de Ética– si no podemos cambiar nuestro destino?

Seguir el blog

Seguidores

Madre de la Iglesia

Madre de la Iglesia
¡Muchas gracias a todos los seguidores!