domingo, 28 de diciembre de 2014

Espíritu de la Navidad

En diciembre de 2011 el cardenal Jorge Mario Bergoglio refería la pequeña historia de una niña que le contaba a una amiga lo que había pedido a sus padres para la Navidad: “Les había pedido a sus padres que no le regalaran juguetes sino ‘espíritu navideño’, y sus padres quedaron desconcertados, sin entender ni saber qué hacer”. Y comentaba el arzobispo de Buenos Aires que ese mensaje le había parecido agudo, y que planteaba la pregunta: Qué es el espíritu navideño?

     Responder a la pregunta “qué es el espíritu navideño”, observaba el cardenal Bergoglio, no es fácil en un tiempo de consumismo (y, hoy cabría añadir, de tantos problemas, dificultades y persecuciones, como ha reflejado Francisco este año en su bendición de Navidad).

martes, 16 de diciembre de 2014

Alegría, don del adviento

Aunque algunos indicadores anuncian que comenzamos a salir de una crisis, sin embargo hay muchos que todavía la padecen en el día a día de sus vidas, sin trabajo, y sin horizontes para sacar adelante sus familias. En tantos lugares del planeta se vive el drama de las guerras y persecuciones, precisamente en este tiempo del Adviento que prepara para la buena noticia, la alegría de la Navidad. Ante los sufrimientos físicos y espirituales de tantas personas, heridas por la vida y huérfanos de alegría, ¿será bueno manifestar nuestra alegría, esa alegría del Adviento por la venida del Señor, y ofrecernos a compartirla con los demás?

     Se lo preguntaba Benedicto XVI hace ocho años ante la inminencia de la Navidad ¿”Cómo compartir con ellos la alegría sin faltarles al respeto por su sufrimiento?”. Y respondía: “La invitación a la alegría no es un mensaje alienante, ni un paliativo estéril, sino más bien una profecía de salvación, un llamamiento a un rescate que parte de la renovación interior” (Angelus, 17-XII-2006).

martes, 25 de noviembre de 2014

De máquinas, de personas y de sueños


Hace pocos días me he encontrado con una de esas películas no tan recientes, que muchos no conocen. Como escribió el crítico de cine Rogert Ebert sobre “La invención de Hugo” (Hugo, M. Scorsese, 2011), es un film en 3D, fruto de que un gran artista –su director– haya podido disponer de todos los instrumentos y recursos necesarios para hacer una película acerca de las películas. Y a la vez, una fábula fascinante para (algunos, no todos) niños, como prueba del corazón que el artista ha puesto en su obra.
(Ver tráiler).

    En efecto, se trata de un relato amable y sugerente, en parte histórico y en parte autobiográfico, casi como un cuento que puede hacer las delicias de muchos niños y de muchos otros que sean capaces de mirar como ellos; especialmente si son amantes del arte y del cine, de la música y de la fotografía, de los libros y de las historias.


sábado, 22 de noviembre de 2014

Dos testimonios cualificados sobre el Sínodo de la familia

G. F. Romanelli, Retorno de la huida a Egipto (h. 1635-1640)
Museo de arte de Cataluña


Entre las declaraciones y conferencias en las que han intervenido participantes en el Sínodo Extraordinario de la familia, cabe destacar tres excelentes intervenciones, dos del Cardenal Fernando Sebastián –Arzobispo emérito de Pamplona y Tudela– en Pamplona, y una de Mons. Ricardo Blázquez, Presidente de la Conferencia Episcopal Española y Arzobispo de Valladolid. Junto con el cardenal Lluís Martínez Sistach de Barcelona, fueron los obispos españoles que participaron en el sínodo, además de algunos expertos y matrimonios que transmitieron experiencias e informaciones.

     Estamos, por tanto, ante dos testigos cualificados del Sínodo Extraordinario sobre la familia celebrado durante el mes de octubre. Han querido explicar qué se trató allí y cómo se desarrollaron las reuniones y los trabajos de esos días. El Papa les había dicho a los padres sinodales: “Hablad con libertad, escuchad con humildad”. Y así fue, sin las crispaciones o polémicas con que a veces se ha presentado el sínodo en algunos medios de comunicación.

    (Aquí están los enlaces para ver las tres conferencias completas)
- Primera conferencia de D. Fernando
- Segunda conferencia de D. Fernando
- Conferencia de D. Ricardo

miércoles, 22 de octubre de 2014

La verdad en la caridad, clave para el acompañamiento a las familias

En familia, J. Torres García (Uruguay, 1874-1949)


Francisco ha dicho que el documento final del Sínodo extraordinario sobre la familia de 2014 es “el resumen fiel y claro de todo lo que fue dicho y discutido en esta aula y en los círculos menores” (Discurso de clausura, 18-X-2014).

      La introducción señala la finalidad para la que el Papa Francisco quiso este sínodo: comenzar la reflexión y el diálogo sobre la familia, que se prolongará hasta concluir en el Sínodo de octubre de 2015, del que ya sabemos el título: “La vocación y la misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo”. El Papa había indicado que el sínodo recién concluido debía mantenerse en la doble escucha de los signos de Dios y de los hombres y en la doble fidelidad que de ahí se sigue. Estamos pues, ante un nuevo documento de trabajo al servicio del proceso de reflexión sinodal. Francisco ha querido que el texto se publique junto con los votos que han recibido cada uno de los puntos que lo componen.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Actitudes para ayudar a las familias

El lunes 13 de octubre ha tenido lugar la segunda conferencia del Cardenal Peter Erdo en el sínodo de la familia, recogiendo los puntos más sobresalientes de las intervenciones de la primera semana. Se propone –ha dicho– que escuchemos al mismo tiempo los signos de Dios y los de nuestro contexto histórico, para acertar en el modo de anunciar el mensaje cristiano sobre la familia.

     La conferencia comienza aludiendo al “deseo de familia” que, a pesar de las dificultades actuales, permanece vivo especialmente entre los jóvenes (cf. Documento de trabajo, n. 45). En el discernimiento espiritual y pastoral el ponente ha distinguido como tres etapas: la “escucha” de los desafíos culturales y pastorales; la “mirada” a las actitudes de Jesús; el “encuentro” con Jesús para discernir el modo mejor de ayudar a las familias. Cabría decir que estas tres palabras pueden verse en correspondencia con las tres etapas del discernimiento eclesial, que en su versión más conocida se han denominado: ver, juzgar y actuar.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

La familia cristiana, como don y tarea

János Donát (1744-1830), La Sagrada Familia

Hoy se ve necesario explicar mejor los fundamentos de la familia cristiana. Y es así, expone el documento de trabajo para el próximo sínodo, por el ambiente individualista de la cultura dominante que no es capaz de valorar el darse a los otros, la caridad. La solidaridad y la caridad están en la esencia del proyecto humano –de la propia naturaleza del hombre– y cristiano.

lunes, 22 de septiembre de 2014

Conocer y mostrar la belleza de la familia cristiana

Icono preparado por el artista Neilson Carlin para el Encuentro Mundial de las Familias, 
que se celebrará en Filadelfia, del 22 al 27 de septiembre de 2015. 
Están presentes San Joaquín y Santa Ana. 
El niño, de unos dos años, bendice con su mano derecha. 


El Documento de trabajo del próximo sínodo sobre la familia comienza, en su primera parte (“Comunicar el Evangelio de la familia hoy”) tratando del proyecto de Dios acerca del matrimonio y la familia. Se afrontan dos cuestiones: qué dice la Biblia y qué dice la Iglesia. En los dos casos se pregunta qué se puede hacer para que se conozcan y se vivan mejor los aspectos centrales de la familia cristiana.

martes, 16 de septiembre de 2014

Custodiar la esperanza

Conversión y caridad

G. Conti, La parábola del buen samaritano (s. XVIII), 
Messina, Iglesia de la Medalla Milagrosa, 
casa de hospitalidad Collereale

Hoy muchos ven la necesidad de “defender el cristianismo”, frente al nihilismo y el relativismo, de un lado, y el fanatismo de otro. Y así es. Al mismo tiempo, con motivo del encuentro de Rimini, se ha señalado la prioridad de “hacer el cristianismo” (Péguy), mostrando de esta manera su belleza.

    El cristianismo significa curar y redimir al hombre y para eso es necesario salir al encuentro de las personas en su realidad. Esta es la línea de Francisco. En su discurso a los obispos de Corea (Seúl, 14-VIII-2014), les ha exhortado a ser “custodios de la memoria y de la esperanza”. Es decir, ser impulsores de la conversión y de la caridad.

Verdad y misericordia


Ante el Sínodo de la familia


"Misericordia y fidelidad se encontrarán, justicia y paz se besarán"
(Salmo 84, 11)

Nuestra sociedad es hoy muy sensible a la autenticidad, particularmente como valor humano. Se aprecia a las personas que realmente viven de acuerdo con lo que piensan y se esfuerzan en reflexionar a partir de lo que viven. Sabemos también que no es tan fácil ser así de coherente, y quizá eso sea, para la mayoría, más una meta que una realidad.

     Con motivo del próximo sínodo sobre la familia cabe redescubrir la relación entre doctrina y vida, o “pastoral”. Se trata de una relación esencial y necesaria, pues no cabe separar estos dos aspectos del cristianismo, como no cabe poner a un lado la verdad y a otro lado la caridad y la misericordia.

    Profundicemos en esta relación entre doctrina y vida cristiana, teniendo en cuenta que todo deriva de la Persona de Cristo, y que el Evangelio es tanto doctrina como vida, vida y doctrina, a la vez verdad y caridad.

viernes, 5 de septiembre de 2014

Identidad, diálogo y acogida


En su discurso a los obispos de Asia presentes en Corea (Santuario de Haemi, 17 de agosto de 2014), Francisco les anima a fomentar el diálogo y la apertura con todas las personas y las religiones. Para ello el punto de partida debe ser la identidad cristiana: lo que somos, lo que Dios ha hecho por nosotros y lo que pide de nosotros. Y, como siempre, todos nosotros estamos invitados a escuchar y aprender.

martes, 2 de septiembre de 2014

El testimonio de los laicos y la caridad

Con motivo de la beatificación de 124 mártires coreanos Francisco describió la victoria de los mártires como “victoria del Amor” (Homilía en Seúl, Puerta de Gwanghwamun, 16-VIII-2014). La fe que vive por el amor es lo que debe alimentar el testimonio de los fieles laicos, llamados a ser sal de la tierra y luz del mundo.

viernes, 29 de agosto de 2014

Matrimonio, familia y transformación social


La sociedad actual parece, en ciertos aspectos, un tren que va a ninguna parte, como el que vemos en la película coreana “Rompenieves” (Bong Joon-ho, Snowpiercer, 2013).

      Se desarrolla el film en un futuro no lejano, cuando el cambio climático casi acaba con la vida sobre la tierra. Solamente sobreviven los pasajeros de ese tren, impulsado por lo que llaman “la máquina de movimiento eterno”. Ahí puede verse una crítica a la tecnología si ésta se llegara a convertir en una pseudorreligión que pone un abismo entre los pobres y los ricos, somete con violencia a muchas personas y a sus familias, y las separa de los niños para adoctrinarlos y explotarlos. Con todo, late en alguna parte la esperanza de sobrevivir, después de una dura batalla encabezada por un redentor.

     Un tren verdaderamente salvador es hoy el de la familia cristiana, con su importante papel en la sociedad, que conviene poner de relieve en esta época de nueva evangelización. Para ello es bueno también plantearse qué actitudes educativas son las mejores, dentro de la familia, en relación con la vida política, económica y ciudadana, y con las nuevas tecnologías de la comunicación.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Pedagogía del amor desde la familia

El documento de trabajo del próximo sínodo sobre la familia insiste en que hemos de saber presentar la belleza del proyecto matrimonial y familiar cristiano.

     Cabe recordar por nuestra parte algunos puntos importantes en esto.


martes, 12 de agosto de 2014

Amor matrimonial y amor a los hijos

Se acerca el sínodo extraordinario sobre la familia. Y conviene preguntarse por el significado concreto del matrimonio cristiano y de la familia cristiana. ¿Qué supone o qué significa concretamente el adjetivo “cristiano” en lo que respecta a la sexualidad conyugal? ¿Cómo se prolonga ese amor a través de la familia?


martes, 5 de agosto de 2014

Familia y sacerdocio real de los cristianos

Escuela cuzqueña, Sagrada familia (s. XVII)

El título de estas líneas puede parecer extraño para algunos, pero es una realidad importante para las familias cristianas. Todos los cristianos participamos del sacerdocio real de Cristo. La vida de la familia cristiana tiene, por eso, una dimensión sacerdotal. La vida familiar es una ofrenda a Dios, una escuela de fe, un servicio a las personas.

jueves, 26 de junio de 2014

Familia e Iglesia

Cuando nos encaminamos hacia dos sínodos sobre la familia, cabe preguntarse por las relaciones entre la familia y la Iglesia.

     El “Catecismo del Concilio Vaticano II” –como ha sido denominado el Catecismo de la Iglesia Católica– comienza así: “Dios (…) convoca a todos los hombres, que el pecado dispersó, a la unidad de su familia, la Iglesia. Lo hace mediante su Hijo que envió como Redentor y Salvador al llegar la plenitud de los tiempos. En él y por él, llama a los hombres a ser, en el Espíritu Santo, sus hijos de adopción, y por tanto los herederos de su vida bienaventurada”.

martes, 24 de junio de 2014

Una madre rejuvenecida, fecunda y acogedora



El 16 de junio el Papa Francisco se ha dirigido a la asamblea diocesana de Roma, reunida bajo el tema: “Un pueblo que genera a sus hijos, comunidades y familias en las grandes etapas de la iniciación cristiana”. Y su propuesta está llena de sugerencias para la formación de los cristianos en la Iglesia entera.

miércoles, 18 de junio de 2014

Cristiano, nombre de misión


Misión, dice el diccionario, es el poder o la facultad que se da a alguien para ir a desempeñar algún cometido. Hoy la palabra misión se usa también para indicar, en una empresa, una declaración duradera del objeto, propósito o razón de ser de esa empresa. El cristiano lleva en su nombre –seguidor de Cristo, miembro de Cristo– su misión, esto es, trabajar para que se cumpla en el tiempo la misión de Cristo, comunicar a los hombres el Amor de Dios hacia cada uno.

martes, 17 de junio de 2014

Vocación cristiana y vocación matrimonial


                                                M. Chagall, Pareja en el paisaje azul (1969-1971)

En el lenguaje habitual la palabra vocación tiene un primer significado cristiano. Hablamos de “vocaciones” cuando nos referimos a personas que se dedican a Dios de una forma más intensa. Derivadamente usamos ese término para hablar de una inclinación a cualquier estado, profesión o carrera.

      El Concilio Vaticano II declaró que todos los cristianos –y más ampliamente todas las personas– tenemos vocación, sí vocación, a la santidad y al amor. Sin embargo, aún la palabra vocación remite para muchos únicamente a clérigos y miembros de la vida religiosa. Pero el Catecismo de la Iglesia Católica, en la línea del Concilio habla de la “vocación al matrimonio” (n. 1603) como una de las formas de la vocación cristiana.


jueves, 15 de mayo de 2014

Santidad y familia



En el día internacional de la familia

Carmen Lomas Garza, Cuadros de familia


¿Cómo puede la familia contribuir a que brille la luz de la fe en el mundo? ¿Qué necesita la familia para realizar esa alta misión? Son preguntas que debemos hacernos los cristianos. Pero quizá primero habría que preguntarse qué es la santidad, si tiene que ver con la Iglesia, si es posible en la vida ordinaria, si no será, la santidad, una pretensión exagerada para el común de los mortales.

viernes, 9 de mayo de 2014

Dios confía en los jóvenes


“Que hagan lío”, “que no le tengan miedo a nada”, “que sean libres”. Son los pensamientos espontáneos de Francisco para los jóvenes (cf. Videomensaje a los jóvenes argentinos, 14 minutos).

      Luego, “sin papeles”, el Papa les ha propuesto a cada uno ponerse en el lugar de los jóvenes que se cruzaron con Jesús o de los cuales habló Jesús.

     “Pensé en los jóvenes Apóstoles, pensé en el joven rico, pensé en el joven que se fue a buscar nueva vida con la herencia de su padre, pensé en el joven muerto”. 

miércoles, 7 de mayo de 2014

La necesaria renovación de la educación católica


La función de los centros educativos de inspiración católica se inspira en la visión cristiana del hombre y de la sociedad. El derecho de libertad religiosa asiste a las familias para que puedan elegir esta educación (también en otras escuelas). En las circunstancias actuales la escuela católica requiere una profunda renovación. De todo ello se ocupa el Documento de Aparecida (2007) con propuestas que mantienen plena actualidad (cf. los nn. 331-340).

lunes, 5 de mayo de 2014

Familia y educación en la fe




El Documento de Aparecida (V Conferencia del CELAM, 2007), cuyo redactor principal fue el hoy Papa Francisco, desea dar un impulso renovador a la evangelización en América Latina. Al mismo tiempo contiene orientaciones teológico-pastorales útiles para toda la Iglesia y puede ser considerada como una de las “fuentes” del actual pontificado. En ese contexto se sitúan sus reflexiones y sugerencias sobre la educación en la fe, especialmente las dirigidas a las familias y a la escuela.

viernes, 25 de abril de 2014

De la humillación a la resurrección

                                                         Giotto, Resurrección (1304-1306)
                                                                                  Capilla Scrovegni (Padua)



Acabamos de ver de nuevo al sucesor del apóstol Pedro lavando los pies a sus hermanos. Como en otras ocasiones, también ha subido a los niños para pasearlos en el papamóvil. Son signos que la gente sencilla capta como expresión de lo que hizo Jesús, de su abajamiento, cercanía y entrega por todos, culminada en su pasión y muerte. 

sábado, 5 de abril de 2014

Educar con respeto, confianza y coherencia


La tarea educativa –que hoy redescubrimos en su importancia para dar sentido y calidad a la vida personal y social– tiene una fuerte dimensión ética. Es lo que señalaba Romano Guardini en sus Lecciones de Ética (BAC, Madrid 1999), hablando del carácter personal de la educación.

 Entre los elementos que aseguran ese carácter personal de la educación, señalaba Guardini el espacio o ambiente pedagógico (familia, escuela, parroquia, otras instituciones educativas). Este ambiente debe ser bello y positivo, y fomentar la confianza. 

     La belleza de ese ambiente no solo debe ser exterior, sino también interior, con una atención continuada y tranquila, con una diligencia y orden que no oprime sino que facilita el crecimiento. Así, anota Guardini, “se ve también con claridad cuánta autodisciplina, cuánto dominio de sus propios sentimientos, qué altruismo y qué desvelo exige todo eso por parte del educador” (p. 699).

viernes, 4 de abril de 2014

Pasión educativa


La salida de la crisis en que nos encontramos –crisis cultural y espiritual, no menor que la económica– no será posible sin mejorar la calidad de la educación. Y educar no es un oficio más. Es de esas tareas de las que decimos que requieren “vocación”. Y como toda vocación, ésta también lleva consigo una misión, imposible sin lo que se ha llamado “pasión educativa”.

     Cabe, en nuestra situación, profundizar en esa “pasión educativa”, expresión que fue usada el 27 de mayo de 2010 por Benedicto XVI, en un encuentro con los obispos italianos donde explicó cómo, en nuestra actual urgencia educativa, él veía especialmente dos raíces:

viernes, 28 de marzo de 2014

Carácter personal de la educación



Hace años solía contar en un colegio la historia de unos niños que vivían en una casa con un patio grande, y que no sabían casi nada de su familia ni del mundo. Solamente, que al salir o al entrar del patio donde jugaban, debían pasar a saludar a un personaje que moraba en una de las estancias. Era una gran lengua que ocupaba toda la habitación, y que siempre estaba ondeando sus enormes papilas, diciendo: “me gusta, no me gusta”.

Se escribe que actualmente muchos jóvenes –algunos les llaman la generación “selfie”–­ se mueven solo por las emociones, cosa que otros aprovechan; que han reducido los pronombres y los tiempos verbales al “yo y nosotros” (entiéndase yo y mi grupo); que, de los tiempos, solamente les queda un presente sin historia; y que sus educadores evitan preguntas molestas como ¿por qué?, o ¿cómo podemos cambiarlo?

Si esto es así podría verse como un indicador más de la actual emergencia educativa. Para orientarse en esta situación, podría servir el capítulo que, en sus lecciones de Ética en la universidad de Múnich (BAC, Madrid 1999), Romano Guardini dedica a la ética de la educación, como tarea valiosa y creativa al servicio de la vida plena de las personas. 

            Parte de la necesidad que tenemos de los demás. A continuación profundiza sobre el carácter personal de la educación.

lunes, 24 de marzo de 2014

Actitudes para comunicar la fe




La celebración del primer año de pontificado del Papa Francisco, su estilo y sus interpelaciones, nos pueden ayudar a plantearnos: ¿es comunicable la fe? Puesto que es un don, más bien se trata de suscitar la apertura a ese don divino, que es luz e impulso para vivir. ¿Qué debemos tener en cuenta al tratar de esto con otra persona o en grupo, en una conversación de amistad o mediante charlas, coloquios u otras sesiones de formación más organizadas?

            El Papa Francisco nos ha dado algunas orientaciones al respecto, cuando aconseja que el predicador debe prepararse con cuatro ingredientes básicos: estudio, oración, reflexión y creatividad. Y si no, “es deshonesto e irresponsable con los dones que ha recibido” (Evangelii gaudium, n. 145). Pues bien, todo esto es aplicable a cada cristiano, llamado a comunicar la fe según sus propias circunstancias y en el marco de su testimonio de vida.

            Luego el Papa señala cinco puntos. Los tres primeros se refieren a la Palabra de Dios. Esto también nos conviene a todos, no solamente a los predicadores, pues el anuncio de la fe requiere primero, en el que anuncia, una respuesta “suya” a la Palabra de Dios, como condición para que pueda suscitar la fe en otros. 

lunes, 17 de marzo de 2014

Contexto antropológico de la educación en la fe

Andrei Rublev (h.1360-1430), Entrada de Nuestro Señor en el Templo

El 28 de febrero el Papa Francisco se encontró con la Pontificia Comisión para América Latina, que se había reunido para estudiar el tema de la transmisión de la fe en el momento actual de emergencia o urgencia educativa.

     El Papa se interesó por “los presupuestos antropológicos que hay hoy en día en la transmisión de la fe que hacen que para la juventud (…) esto sea emergencia educativa”. Y esto le llevó a volver sobre algunas grandes pautas de la educación.

domingo, 16 de marzo de 2014

Tiempo de misericordia




                                                     P. Brueghel, Obras de misericordia (1601-1625)
Museo de arte antiguo, Lisboa


Me contó un sacerdote lo que le sucedió una vez en misa, al comienzo de la lectura del Evangelio. Tocaba el pasaje que relata cómo acudían a Jesús muchos tullidos ciegos, lisiados, sordomudos y otros, para ponerse a sus pies y Él los curaba. Entonces “Jesús llamó a sus discípulos y les dijo: ‘Siento compasión de la gente, porque llevan ya tres días conmigo y no tienen qué comer…’” (Mt 15, 32).

            Al llegar a este punto de su lectura, el sacerdote tuvo que pararse unos momentos. Se le había puesto un nudo en la garganta. Había pasado sobre ese texto muchas veces, como también había leído que, en otra ocasión, “Jesús vio una multitud y se compadeció de ella, porque andaban como ovejas que no tienen pastor” (Mc 6, 32). Pero nunca le había afectado de esa manera. 

Vivimos en un tiempo de misericordia. Esto no se refiere solamente a la Cuaresma, o al pontificado del Papa Francisco -del que se cumple un año-, sino también al tiempo que vivimos los católicos, con raíces en el pasado siglo.

miércoles, 5 de marzo de 2014

Educación y coherencia

Ya Benedicto XVI subrayó la relevancia del testimonio personal y de la autenticidad del educador, entre los aspectos principales de la actual urgencia educativa. En las últimas semanas el Papa Francisco ha vuelto a situarse en esa línea, de un modo que se puede sintetizar en una palabra: coherencia. Esto es particularmente clave en la educación de la fe.

sábado, 1 de marzo de 2014

Mirar al futuro

Serenidad, valentía, sabiduría


El tema del futuro o del destino aparece rara vez al hablar de ética en nuestro tiempo. Pero no ha sido así antes. Hegel escribe: “…el comienzo, el principio de la ciencia moral es el respeto que debemos tener al destino”. ¿Pero de qué sirve plantearse esto –se pregunta Spaemann en el último capítulo de sus Cuestiones fundamentales de Ética– si no podemos cambiar nuestro destino?

jueves, 27 de febrero de 2014

La misericordia, estilo de Dios

El Greco, Jesús curando al ciego (1570s)
Museo Metropolitano de Nueva York 

El mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma de 2014 tiene como lema lo que dice San Pablo de Cristo: “Se hizo pobre para enriquecernos con su pobreza" (cfr. 2 Co 8,9), y es una invitación a la generosidad personal y comunitaria.

            En el texto explica cómo es el “estilo de Dios” en su amor por nosotros; y propone orientaciones fundamentales para el testimonio cristiano.

martes, 18 de febrero de 2014

Contemplación y evangelización

Hay personas que piensan que rezar o examinar la propia conciencia es perder el tiempo y nos separa de los demás. Pero no es así, más bien lo contrario. Todos los sabios han señalado la contemplación como requisito para ver correctamente la realidad. Sin la oración (el diálogo con Dios) y la contemplación no es posible salir de uno mismo para ayudar a los demás. 

     Especialmente es necesario para los educadores y en general para todo cristiano, pues todos tenemos responsabilidad para ayudar a los otros en el camino hacia Dios. Es uno de los temas de fondo de la exhortación Evangelii gaudium, del Papa Francisco.

miércoles, 12 de febrero de 2014

Oración, trabajo y evangelización

En su defensa de los más débiles, como los concebidos y no nacidos o los que padecen injustas desigualdades sociales, y en su participación ciudadana con todas las personas de buena voluntad, los cristianos deben mostrar una actitud no de pura polémica, sino de clarividencia, que procede de la propia coherencia en el compromiso con Dios y con los demás. Esto no es posible hoy sin una vida espiritual intensa, que nada tiene que ver con intimismos o espiritualismos. Así lo enseña con claridad el Papa Francisco.

     El último capítulo de Evangelii gaudium se titula “evangelizadores con espíritu”. Esto deben ser todos los cristianos. Y esto quiere decir “evangelizadores que se abren sin temor a la acción del Espíritu Santo”. Algo que requiere la oración, “sin la cual toda acción corre el riesgo de quedarse vacía”, y también el convertir la fe en vida (cf. n. 260).

El diálogo social y la paz

¿En qué consiste la educación para el diálogo y para la paz? En su capítulo cuarto, la Evangelii gaudium se ocupa del bien común y la paz social, y del diálogo social como contribución a la paz. Son cuestiones importantes que deben estar presentes en la educación de la fe.


Verdadera y falsa paz

     En primer lugar, el Papa Francisco subraya lo que es y lo que no es la paz, y también lo que sería una falsa paz: “aquella que sirva como excusa para justificar una organización social que silencie o tranquilice a los más pobres, de manera que aquellos que gozan de los mayores beneficios puedan sostener su estilo de vida sin sobresaltos mientras los demás sobreviven como pueden” (n. 218). Dicho brevemente, no se trata de lograr “un consenso de escritorio o una efímera paz para una minoría feliz”; pues “La dignidad de la persona humana y el bien común están por encima de la tranquilidad de algunos que no quieren renunciar a sus privilegios” (Ibid.).

miércoles, 5 de febrero de 2014

La teología, ciencia de la fe vivida

¿Qué es propiamente la verdad cristiana? ¿Qué nos aporta para la vida? ¿Qué consecuencias tiene esto en la educación cristiana y en la tarea teológica?

     En su mensaje a las Academias Pontificias, el 28 de enero, el Papa Francisco, ha querido señalar el hilo que une la encíclica sobre la Fe (Lumen fidei, 29-VI-2013) y la exhortación “La alegría del Evengelio” (Evangelii gaudium, 24-XI-2013). Ese hilo es la relación entre la fe, la verdad y el amor. 

     El Papa comienza evocando el núcleo mismo, lo más importante de lo que dice la encíclica sobre la fe. La fe no son meras creencias, sino verdadero conocimiento, que aporta fuerza de convicción y luz para iluminar la vida. Ahora bien, el conocimiento, la convicción y la luz propios de la fe provienen de su vinculación con el amor: “La fe conoce en cuanto está vinculada al amor, en cuanto el amor mismo lleva una luz. La comprensión de la fe es la que nace cuando recibimos el gran amor de Dios que nos trasforma interiormente y nos da ojos nuevos para ver la realidad” (Lumen fidei, 26).

miércoles, 29 de enero de 2014

Diálogo y testimonio en el mundo digital

"No basta pasar por las 'calles' digitales". Es necesario que veamos y vivamos la red digital "no como una red de cables sino sobre todo de personas humanas"

En su mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales (24-I-2014), el Papa Francisco propone que la comunicación esté al servicio de una auténtica cultura del encuentro

      De esta manera podremos crecer en humanidad a través del mundo digital, por medio del encuentro y el testimonio personal, y en la medida de que, también en este ámbito, "abramos las puertas" a Dios y a los demás.

miércoles, 22 de enero de 2014

Cristo no está dividido

Abrazo entre el Papa Pablo VI y Atenágoras, 
Patriarca de Constantinopla, el 5 de enero de 1964

La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos en 2014 lleva por lema: “¿Es que Cristo está dividido?” (1 Co 1, 1-17). Es la pregunta que les hace San Pablo a los Corintios, nada más comenzar su primera carta, después de agradecer la llamada a la fe y a la vida cristiana que han recibido. Informado de que había divisiones entre ellos, les exhorta a vivir en unidad: “Desterrad cuanto signifique división y recuperad la armonía pensando y sintiendo lo mismo”.

            Los materiales para el estudio, la oración y la celebración han sido elaborados por un grupo de cristianos de Canadá. Un país donde impera la diversidad de lengua, cultura y clima (es de los países más extensos y diversos del mundo); y todo ello se refleja en las variadas expresiones de la fe cristiana, a menudo determinadas por los sustratos multiculturales que les dan cauce. También esto, que podría ser camino de enriquecimiento mutuo, se ha convertido, como en otros lugares, en motivo para escandalosas divisiones entre los cristianos.      

jueves, 16 de enero de 2014

Sobre la eminente dignidad de los pobres

P. Giovane, San Lorenzo atendiendo a los pobres (1581-1582)
San Giacomo dall'Orio, Venecia

Una de las propuestas principales del Papa Francisco en Evangelii gaudium es “la inclusión social de los pobres”. Se sitúa en el capítulo cuarto, titulado La dimensión social de la evangelización. Cabe recordar a este respecto el célebre libro de Henri De Lubac citado por Benedicto XVI en su encíclica sobre la esperanza cristiana, “Catolicismo: aspectos sociales del dogma” (Paris 1938).

            Tres puntos, como vértices de un triángulo, determinan, en la Evangelii gaudium, el marco introductorio de esta propuesta: la inseparable conexión entre confesión de la fe y compromiso social; las consecuencias sociales del Evangelio; el hecho de que la auténtica fe –que nunca es cómoda ni individualista– lleva a procurar ayudar a los demás y mejorar el mundo.

Son aspectos importantes de la fe cristiana que han puesto de relieve los últimos Papas. Benedicto XVI trató  a fondo esta esencial relación entre la fe cristiana y el compromiso social, especialmente con los más necesitados, sobre todo en sus enseñanzas sobre las virtudes teologales, y también cuando se refería a la naturaleza y la misión de la Iglesia, a la Eucaristía y a la autenticidad de la oración cristiana.  


miércoles, 15 de enero de 2014

Evangelización y educación en la fe

G. B. Tiepolo, Los tres ángeles apareciéndose a Abraham (1726-29)
Palacio Patriarcal, Undine (Italia) 

Dice la exhortación Evangelii gaudium que el hecho de vivir en una sociedad de información que nos satura indiscriminadamente de datos nos vuelve superficiales y dificulta las valoraciones morales. “Por consiguiente, se vuelve necesaria una educación que enseñe a pensar críticamente y que ofrezca un camino de maduración en valores” (n. 64).

     Junto con esta base antropológica y ética, la educación cristiana debe ser una educación que anuncia a Jesucristo, que introduce en la liturgia y cuida la belleza, que plantea la moral desde la luz y el bien, y que, centrada en la Palabra de Dios, acompaña personalmente a la maduración personal y de fe.


lunes, 13 de enero de 2014

Responsabilidad evangelizadora de todos los cristianos

D. Ghirlandaio, Llamada de los apóstoles (1481), detalle
Capilla Sixtina (Vaticano)

La prioridad absoluta en la evangelización es anunciar a Cristo. Y quien tiene esta responsabilidad es “la Iglesia entendida como la totalidad del Pueblo de Dios que evangeliza”: cada uno de los cristianos personalmente y la Iglesia en su conjunto. Lo desarrolla el Papa Francisco en el capítulo tercero de Evangelii gaudium, antes de hablar de dos importantes cauces para la evangelización: la predicación y la educación en la fe.

viernes, 10 de enero de 2014

Compromiso con Dios y con los demás

En una entrevista al periodista Andrea Tornielli, le preguntan si cree que el objetivo de la Evangelii gaudium es el de "encender la Iglesia", y si piensa que el Papa Francisco conseguirá alcanzar este objetivo.

     El prestigioso vaticanista responde afirmativamente, si se cumple una condición: “Solo en la medida en la que cada pastor, cada sacerdote, religioso o religiosa, cada creyente se deje cuestionar por el testimonio y la palabra del Papa, evitando la actitud –lamentablemente difundida– de quien se siente sencillamente confirmado en lo que ya está haciendo y en quien, por una parte o por otra, tiene el problema de encasillar al Papa en sus propios esquemas” (Zenit, 7-I-2014).

            Cabe tomar estas palabras como invitación a la lectura del entero documento papal; y concretamente ahora, de lo que Francisco llama, en el capítulo segundo, “tentaciones” de los evangelizadores (ver los nn. 76-101 de Evangelii gaudium). En esos párrafos –situados en el capítulo segundo que se titula “En la crisis del compromiso comunitario”–, Francisco vuelve sobre cuestiones afrontadas en Río de Janeiro, durante sus discursos a los obispos brasileños y al Comité coordinador del CELAM, respectivamente el 27 y 28 de julio del pasado año.

Desafíos en la evangelización

Evangeliario de Enrique II (h. 1010), 
Bayerische Staatsbibliothek, Munich

Terminadas las fiestas navideñas, volvemos a nuestras tareas habituales, situados en medio de la “cuesta de enero”, que es lo que toca ahora. Y en esa cuesta (arriba, se entiende), los cristianos hemos de comunicar el mensaje del Evangelio en nuestra sociedad, precisamente para que vengan tiempos mejores. ¿Qué aspectos de esta sociedad actual son compatibles con el mensaje cristiano y cuáles no lo son? ¿Qué desafíos se deducen de una mirada a nuestra realidad cultural, especialmente en las ciudades? ¿Qué podemos aportar, también en los ámbitos eclesiales?

     Después de explicar que la renovación de la Iglesia debe ser una transformación misionera, el Papa Francisco dedica el capítulo segundo de Evangelii gaudium a analizar la situación contemporánea. Y lo hace poniendo en práctica el discernimiento o el estudio de los “signos de los tiempos”; es decir, una mirada desde la fe –cabría decir, con los ojos de Cristo, en su perspectiva– a la realidad, para emitir un juicio que permita orientar la acción evangelizadora.

lunes, 6 de enero de 2014

Nuevo año y renovación de los evangelizadores


Estamos comenzando un nuevo año teniendo en cuenta la invitación del Papa Francisco a una transformación de los cristianos y de la Iglesia misma. ¿En qué consiste esta renovación o transformación? ¿Qué nuevas actitudes pide de nosotros, especialmente de los educadores y formadores? ¿Cuáles son las luces que, con estas actitudes, podemos encender en nuestro mundo?

     Hoy se nos pide una transformación misionera. Así lo propone el Papa Francisco en el capítulo primero de la exhortación Evangelii gaudium: “Cada cristiano y cada comunidad discernirá cuál es el camino que el Señor le pide, pero todos somos invitados a aceptar este llamado: salir de la propia comodidad y atreverse a llegar a todas las periferias que necesitan la luz del Evangelio” (n. 20).

     Esto pide conversión y renovación evangelizadora, creatividad y concentración en lo esencial, y mantener las “puertas abiertas” hacia los demás.

Una estrella de esperanza


(La vida cristiana como Epifanía)
  

Gentile da Fabriano, Adoración de los Magos (1424), 
Florencia, Galleria degli Uffici

En uno de sus libros evoca el cardenal Ravasi lo sucedido en el año 614, cuando el rey persa Cosroes cercó la basílica de Belén, que encierra en su cripta la gruta del Nacimiento, construida por Elena, madre de Constantino en el 330. Al ver en el frontal una representación de los Reyes Magos caracterizados como persas, desistió de su empeño. Y así los Magos salvaron la gruta.

     Predicaba Benedicto XVI, en la Epifanía de 2012, que los Magos, por su corazón inquieto, vigilante y valiente fueron capaces no sólo de seguir la estrella sino de iluminar, con su actitud, el camino de los hombres hacia Cristo.

     En la misma línea, el Papa Francisco, en su homilía de Epifanía de este año ha dicho que el ejemplo de los Magos "nos ayuda a levantar la mirada hacia la estrella y a seguir los grandes deseos de nuestro corazón. Nos enseñan a no contentarnos con una vida mediocre, de 'pequeño cabotaje', sino a dejarnos atraer siempre por lo que es bueno, verdadero, bello… por Dios, ¡que todo esto lo es de modo cada vez más grande!" (Homilía 6-I-2013). Para ello, y de acuerdo con la tradición cristiana, nos ha aconsejado contemplar "dos libros": el del Evangelio (escucharlo, leerlo y meditarlo) y el de la creación (el mundo creado por Dios y los acontecimientos de nuestra vida). 

     En otras ocasiones, reflexionando sobre las actitudes de los Magos, el Papa Ratzinger ponía de relieve la conexión entre la humildad, la adoración y la sabiduría.

miércoles, 1 de enero de 2014

La fraternidad, condición de la paz

Ave Regina Pacis, Basílica de Santa María la Mayor, Roma


El principio del nuevo año, especialmente para los cristianos, viene marcado por una llamada a la paz. Evoca san León Magno que la paz es lo primero que los ángeles pregonaron en el nacimiento del Señor. “La paz es la que engendra los hijos de Dios, alimenta el amor y origina la unidad, es el descanso de los bienaventurados y la mansión de la eternidad. El fin propio de la paz y su fruto específico consiste en que se unan a Dios los que el mismo Señor separa del mundo”. Y por eso “El nacimiento del Señor es el nacimiento de la paz” (Sermón 6 en la Natividad del Señor, 2-3. 5: PL 54, 213-216).

            En su primer Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, sostiene el Papa Francisco que la fraternidad es “fundamento y camino para la paz”. Una fraternidad que normalmente se comienza a aprender y a vivir en la familia. La familia es fuente de toda fraternidad.

Seguir el blog

Seguidores

Madre de la Iglesia

Madre de la Iglesia
¡Muchas gracias a todos los seguidores!